Guía de lactancia materna

Guía de lactancia materna

Guía de lactancia materna

Guía de lactancia materna – cómo tener un excelente comienzo

Todos necesitamos una buena nutrición. Pero es aún más importante para los bebés y niños porque ellos necesitan una buena nutrición para poder crecer y desarrollarse.

La leche materna ofrece más que solo nutrición. También protege a su bebé. La leche materna aydua a prevenir que su bebé se enferme. Y reduce los riesgos de que sufra asma, alergias y el síndrome de muerte súbita infantil (SIDS).

La leche materna protege a u hijo por mucho tiempo, much después de que usted deje de amamantar. Por ejemplo, reduce el riesgo de que el bebé tenga sobrepeso en el futuro. Y reduce el riesgo de diabetes en los adultos y algunos tipos de cáncer.

Amamantar también es bueno para usted. Reduce el riesgo de que usted padezca cáncer del seno, cáncer de los ovarios y diabetes. Y quema alrededor de 600 calorías al día, lo cual hace más fácil perder parte del peso que aumentó cuando estaba embarazada. Amamantar también ayuda de otras maneras. Ayuda con el desarrollo del cerebro del bebé. Crea un fuerte vínculo entre usted y el bebé. Le ahorra dinero en fórmula para bebés y costos de atención médica y reduce los días que falta al trabajo. Y la leche materna es un recurso natural, de manera que ayuda a nuestro planeta.

Al amamantar, usted hace algo bueno de por vida para su salud y la de su bebé.

¡La felicitamos por amamantar!

Su cuerpo está diseñado para amamantar

Durante el embarazo, el cuerpo se prepara para amamantar. En el cuarto mes del embarazo, los senos empiezan a producir calostro, la primera leche para su bebé. El calostro puede ser amarillo o claro. El calostro que alimenta al bebé durante los primeros días después del nacimiento estimula el sistema inmunológico del bebé y le ayuda a hacer popó. Esto reduce las posibilidades de tener ictericia, un padecimiento en el que la piel y los ojos del bebé se vuelven amarillos.

El recién nacido tiene un estómago pequeñito, como del tamaño de una canica pequeña. El primer día, solo cabe en su estómago como una cucharadita de calostro cada vez que lo amamanta. El estómago y apetito del bebé crecerán a medida que él crece.

El calostro es lo único que el bebé necesita los primeros días después del nacimiento. 

¿Cuánto tiempo debo amamantar?

Cualquier cantidad de leche materna es buena, pero entre más tiempo amamante, mejor. La Academia Americana de Pediatría  dice que la mujer debe amamantar a su bebé exclusivamente (alimentarlo solo con leche materna) pos los primeros 6 meses. Para entonces, la mamá debe empezar a alimentar al bebé con papilla y continuar amamantando, por lo menos hasta que el bebé tenga 12 meses. Los expertos dicen que la mujer debe continuar amamantando después de un año siempre y cuando la mamá y el bebé quieran hacerlo.

Consejos para comenzar a amamantar con éxito

Estos pasos le ayudarán a amamantar. Dígale a su enfermera que quiere seguir estos pasos.

  1. Amamante dentro de la primera hora después del nacimiento, aunque tuviera un parto por cesárea.
  2. Alimente al bebé solo con leche materna. Pida un sacaleches si el bebé no se está alimentando con pecho.
  3. Mantenga contacto de piel a piel con el bebé lo más seguido posible. Esto significa que la piel del bebé toca su piel.
  4. Tenga al bebé en su cuarto, día y noche, excepto para procedimientos especiales.
  5. No le dé un chupón ni un biberón al bebé.

La primera hora de vida de su bebé

Al nacer el bebé, debe colocarlo en su pecho descubierto. El contacto de piel a piel le dará consuelo al bebé después del parto. El personal se puede encargar de los más necesario minetras usted carga al bebé. El bebé empezará a buscar el pecho y pezón. Cabeceará minetras se arrastra hacia al pecho. Quizás tome un poco de tiempo, pero el bebé se agarrará al pecho cuando esté listo. Es verdaderamente impresionante mirar al bebé encontrar el pecho y empezar a alimentarse.

Si en la primera hora no muestra interés, póngale la mejilla sobre uno de los pechos para que pueda sentir, oler y probar el pezón. Si todavía no muestra interés en alimentarse, pida ayuda. Su bebé debe tomar el pecho dentro de la primera hora del nacimiento, o poco después.

Extracción manual del calostro

Algunos bebés tienen mucho sueño durante los primeros días o necesitan más tiempo para practicar la alimentación con pecho. Si su bebé no se quiere alimentar del pecho, usted tendrá que sacarse la leche materna a mano. A esto se le llama “extracción manual”. Es mejor extraerse el calostro a mano en vez de usar un sacaleches porque el calostro puede pegarse a las partes del sacaleches y quizá usted no pueda recolectar tanto.

Para extraer la leche a mano:

  1. Lávese las manos.
  2. Use un recipiente limpo con abertura ancha o una cuchara para recoger el calostro.
  3. Coloque el recipiente limpo cerca del pezón. Con la otra mano, coloque el pezón entre los dedos y el pulgar a una distancia de 1 a 2 pulgadas en línea vertical.
    1. Presione el dedo índice y el pulgar hacia las costillas.
    2. Apriete suavemente y recoja la leche en la taza.
    3. Relaje la mano.
    4. Repita el proceso. Presione, apriete suavemente, relaje la mano y repita.
  4. Quizá pasen algunos minutos antes de que salga el calostro. El bebé solo necesita cerca de una cucharadita cada vez que usted lo amamanta.
  5. Pídale a una enfermera o a una consejera de lactancia que le ayude a extraer y dar el calostro al bebé.

Cuando llegue al cuarto

  • Pida tener al bebé con usted en su cuarto todo el tiempo, día y noche. 
  • Alimente al bebé solo con leche materna. No le dé biberones ni chupones. 
  • Cargue a su bebé de piel a piel lo más seguido posible. 

A los bebés les encanta el contacto de piel a piel. Cuando llegue al cuarto, vista al bebé solo con un pañal, gorra y calcetines y téngalo en su pecho descubierto. Cúbrale la espalda con una cobija. Meta las puntas de la cobija detrás de su propia espalda para que esté bien arropado cerca de used. También puede ponerse una cobija alrededor de los hombros. Además, el contacto de piel a piel con el papá es una buena manera para que el papá forme un vínculo con el bebé.

Cargar al bebé de piel a piel le ayuda a:

  • Tomar mejor del pecho
  • Llorar menos
  • Recuperarse del parto más rápidamente.

¿Cómo cargo al bebé para amamantarlo?

Hay varias posiciones que puede usar. Pruebe varis posiciones para encontrar la que funcione mejor para usted.

Posición reclinada

  • Reclínese y use almohdads para apoyo y comodidad.
  • Coloque al bebé boca abajo entre los senos.
  • Deje que el bebé busque, se arrastre, se arrime y agarre el pecho. Ayude al bebé de cualquier manera que se sienta natural.
  • Póngale al bebé una cobija en la espalda si es necesario.

Posición de cuna cruzada

  • Póngase una almohada en el regarzo para acercar al bebé al nivel del pecho. Ponga al bebé en la almohada, de modo que la panza esté en contacto con la suya, con la nariz frente el pezón.
  • Sostenga la cabeza del bebé poniendo la mano en la base del cráneo.
  • Eleve el pecho para traer el pezón hasta el nivel de la nariz del bebé. Para elevar el pecho, reclínese y ponga los dedos debajo del pecho, cerca de las costillas, con la mano alejada de pezón.
  • Una vez que el bebé tenga un buen agarre, usted puede soltar el pecho y poner su barzo alrededor del bebé en la posición de cuna habitual. Si sus pechos son grandes, quizá tenga que sostenerlos todo el tiempo.

Posición de poleta de fútbol americano

  • Coloque una almohada a su lado.
  • Acueste al bebé sobre la almohada de modo que las piernas del bebé le queden por debajo del brazo.
  • Deslice el brazo debajo de la espalda de bebé. Apoye con la mano la base de la cabeza y el cuello del bebé.

Posición reclinada de un lado

  • Acuéstese de lado con las piernas dobladas. Colóquese almohadas entre las rodillas, debajo de la cabeza y el cuello y detrás de la espalda si es necesario.
  • Ponga al bebé de lado, frente al pezón.
  • Ponga al bebé con el brazo, una almohada o una cobija enrollada detrás de él.

¿Cómo hago para que el bebé se agarre al pecho?

Si usa la posición reclinada, permita que el bebé se agarre cuando esté listo. Si usa una de las otras posiciones, usted controlará el agarre más que el bebé.

Siga estos consejos:

  1. Cargue al bebé de manera que le quede la nariz en línea con el pezón. Toque la nariz y el labio superior del bebé con el pezón.
  2. Espere a que el bebé abra bien la boca.
  3. Rápidamente, acerque al bebé al pezón y al pecho de modo que la barbilla toque el pecho primero y se le llene la boca con el pezón y el pecho.
  4. Si siente jalones o pellizcos dolorosos, deslice el dedo dentro de la comisura de la boquita para interrumpir la succión e inténtelo otra vez. Quizás tenga que intentarlo viaris veces hasta tener un agarre bueno y cómodo.

El bebé tiene un buen agarre si:

  • Usted no siente dolor agudo. Es normal sentir jalones suaves.
  • Los labios del bebé dan hacia fuera, no hacia dentro.
  • Se observa más areola (la parte oscura alrededor del pezón)por encima de la boca del bebé que por debajo.
  • Tiene la barbilla hundida en el pecho y la nariz lo roza ligeramente.
  • El bebé abre bien la boca, como si bostezara.

Después de los primeros dos días, quizá usted también:

  • Oiga al bebé tragar; o
  • Vea leche goteando de la boca del bebé o del otro pecho.

El pezón se debe ver igual antes y después de que el bebé se lo meta a la boca. Si el pezón se ve hundido al salir de la boca del bebé, no tiene un buen agarre. Cerca de la mitad de los bebés no tienen un buen agarre el primer día. Pida ayuda inmediatamente y tenga paciencia. Quizá tome unos días para que usted y su bebé aprendan el arte de amamantar.

¿Qué tan seguido debo alimentar a mi bebé?

El bebé está listo para alimentarse en cualquier momento que muestre las primeras señales de hambre, las cuales son:

  • Lloriquea o se chupa los labios
  • Hace ademanes de chupar
  • Encoje los brazos o piernas hacia el vientre
  • Despierta y se ve alerta
  • Mueve las manos o puños a la boca
  • Se acurruca a su pecho

Si le ofrecen llevarse a su bebé a la sala de cunas del hospital para que usted pueda descansar, dígales que usted prefiere que su bebé se quede en el mismo cuarto con usted. Compartir la habitación los protege a los dos contra las infecciones, y les ayuda a dormir mejor. Además, tendrás más oportunidad de tener contacto de piel a piel con su bebé y aprender a reconocer más pronto sus señales de hambre.

¿Cómo sé cuándo está satisfecho mi bebé?

Cuando el bebé esté satisfecho, se lo indicará al:

  • Soltar el pecho y el pezón
  • Quedarse dormido y dejar de chupar
  • Relajar las manos y el cuerpo

Si el bebé suelta el pecho y se ve relajado y con sueño, probablemente tuvo una buena toma. Si deja de chupar y no suelta el pecho por sí solo, deslice el dedo por la comisura de su boquita para romper la succión. Hágalo eructar y ofrézcale el otra pecho. Es posible que quiera alimentarse otra vez inmediatamente o puede seguir con el otro pecho en unos minutos o en unas horas.

Si el bebé suelta el pecho llorando, probablemente no tiene un buen agarre. Pida ayuda inmediatamente.

Bebé somnoliento

El bebé somnoliento no muestra bien las señales de hambre.

Trate de despertar al bebé primero con una variedad de movimientos y sonidos, como usar diferentes posiciones, palabras y sonidos, y tocar diferentes partes de su cuerpo. Luego, prepárese para la toma.

  • Mantenga al bebé en contacto de piel a piel y toque o masajéele suavemente la espalda, los brazos, las manos y los pies.
  • Háblele en una voz calmada.
  • Cuando empiece a moverse más o abra los ojos, acérquelo al pecho para la toma.
  • Cuando deje de chupar, suavemente apriete y masajéese el pecho. Mueva la mano a una parte distinta del pecho para masajear y apretar cada vez que el bebé deja de chupar.

La mayoría de los bebés somnolientos mostrará las señales de hambre después de uno días. Quizá tome de 10 a 15 minutos para despertar a un bebé somnoliento.

El bebé somnoliento:

  • ser estimulados a amamantar por lo menos 8 a 12 veces cada 24 horas, y
  • no debe dormir más de un periodo de 4 horas seguidas en 24 horas.

¿Cómo sé si mi bebé está comiendo lo suficiente?

El aumento de peso es la mejor manera de saber que su bebé está comiendo lo suficiente. También es útil llevar una cuenta de cuántos pañales mojados y sucios tiene el bebé.

Quizá algunos de los pañales mojados del bebé tengan color amarillo claro, rosado o rojo y otras tengan heces de color negro, café o verdoso durante los primeros 2 a 3 días.

Uso promedio de pañales durante las primeras 4 semanas

Día

Pañales mojados Color de la orina Pañales sucios

Color de las heces

1

El número varía Amarillo/rosado/rojo El número varía

Negro

2

El número varía Amarillo/rosado/rojo El número varía

Negruzco/verde

3

3 o más Amarillo/rosado/rojo 3 o más

Verdoso/amarillo

4

4 o más Transparente/Amarillo claro 3 o más

Verdoso/amarillo, granuloso

5 a 28

6 o más Transparente/Amarillo claro 3 o más

Amarillo, granuloso

Las heces del bebé pueden parecer acuosas y granulosas y en otras ocasiones se parecen más a queso cottage. Para el día 6, muchos de los bebés que se alimentan con pecho ensuciarán casi todos los pañales. Al menos 3 o 4 de esos pañales deberían tener una cantidad grande de heces, del tamaño aproximado de una pelota de golf, pero blandas y extendidas. Después de 4 a 6 semanas, el bebé quizá solo haga popó unas veces a la semana.

Los recién nacidos a menudo bajan de peso durante los primeros días de vida. Ya para los días 8 a 10, el bebé debe recuperar el peso que tuvo al nacer. Después de recuperar el peso que tenía al nacer, debe aumetnar de 4 a 8 onzas por semana. Asegúrese de ver al proveedor de atención médica del bebé dentro de 3 a 5 días del alta del hospital para verificar que el bebé está aumentando de peso. Use el Registo diario de lactancia materna de la primera semana en la página 11 de este libro para llevar una cuenta de los pañales del bebé. Cuando el bebé cumpla 4 días, complete el cuestionario ¿Cómo sé si esoty amamantando bien a mi bebé? en la página 12.

Siento los pechos muy llenos. ¿Tendré demasiada leche?

Cuando el bebé cumpla de 2 a 5 días, el suministro de leche aumentará y los pechos se sentirán más pesados. Amamante al bebé a menudo para que los pechos no se le llenen demasiado.

Si los pechos se le llenan deasiado, dese una ducha corta con agua tibia o póngase una toalla húmeda y tibia sobre los pechos y pezones por 1 o 2 minutos y extráigase un poco de la leche a mano antes de cada toma. Masaje suavemente los pechos con un movimiento hacia los pezones mientras amamanta al bebé. Puede usar paquetes de hielo hasta por 20 minutos entre cada toma si siente incomodidad con los pechos muy llenos.

Si los pechos están tan llenos que se le hace difícil extraerse la leche a mano, trate de ablandarlos con el método que encontrará en be http://cadaonzacuenta.com

¿Tendré muy poca leche?

Muchos bebés se alimentan muy a menudo durante ciertas horas del día, especialmente por la noche. Esto es normal. Entre más amamante a su bebé, más leche producirá. Amamante al bebé a menudo y no le dé fórmula para bebés. La lactancia materna exclusiva durante las primeras semanas es muy importante para establecer un buen suministro de leche.

En algún momento entre la primera y tercera semana de vida, es posible que el bebé quiera alimentarse con más frecuencia. Alrededor de este tiempo los pechos se ablandan por naturaleza y se sienten menos llenos. Esto no significa que no tenga suficiente leche. Quiere decir que el bebé está pasando por su primer estirón de crecimiento y el suministro de leche está cambiando para satisfacer las necesidades del bebé.

Trate de no darle fórmula para bebés. En cambio, organice una pequeña área o “nido” juntando los artículos que necesite a su alrededor, como bocadillos, bebidas, el teléfono, el control remoto, libros y revistas. Trate de pasar el mayor tiempo posible en su “nido” con el bebé para que lo pueda conocer y disfrutar. Relájaese y amamante tantas veces como quiera el bebé.

Los estirones de crecimiento por lo normal suceden a estas edades.

  • De 1 a 3 semanas
  • A las 6 semanas
  • A los 3 meses

¿Cómo sé cuándo debo llamar al doctor?

Debe llamar al doctor si el bebé:

  • No ha recuperado el peso que tenía al nacer al cumplir 10 días.
  • Moja menos de 6 pañales al día para el día 6.
  • Ensucia con popó menos de 3 pañales al día 4.
  • Todavía tiene heces negras para el día 4.
  • No se despierta para alimentarse por lo menos 8 veces al día.
  • Se duerme o deja de comer inmediatamente después de agarrase al pecho.

¿Cómo me cuido a mí misma?

Olvídese de los quehaceres de la casa y trate de dormir cuando el bebé duerme. En la segunda noche de vida, su bebé despertará y querrá alimentarse frecuentemente. Esto es normal. Cuando esté cansada, acuéstete para amamantar. Tenga bocadillos y refrescos cerca de usted cada vez que se sientea amamantar. Prepare comidas sencillas, como un sándiwch, sopa y fruta. Limite las bebidas con cafeínas a no más de 3 al día.  La mayoría de los medicamentos se puede tomar sin peligro cuando está amamantando pero consulte con su doctor para estar segura. O llame al MotherToBaby al 1-800-822-2229.

Muchas mujeres tienen dolor leve en los pezones durante los primeros días en que amamantan. Si la incomodidad solo ocurre al principio de las tomas y desaparece cuando la leche empieza a fluir o dentro de 30 segundos, esto probablemente es normal. Para calmar el dolor de los pezones, fróteles leche materna o use una crema de lanolina hecha para madres lactantes.

Si tiene dolor durante toda la toma o si el dolor es fuerte, consulte con una consejera de lactancia materna inmediatamente. Si tiene dolor solamente al principio de la toma y no desaparece dentro de 2 semanas, consulte a una consejera de lactancia materna. Llame a la oficina local de WIC para obtener ayuda con la lactancia materna. Lo más probable us que sienta dolor por la posición en que está el bebé o la manera en que se está el bebé o la manera en que se está agarrando. El dolor debe desaparecer después de que alguien le ayude a averiguar la causa.

No se dé por vencida. La lactancia materna se hace más fácil con el tiempo. Tómelo día a día y siéntase orgullosa de lo que está haciendo por el bebé. Le está dando al bebé el mejor comienzo en la vida.